Mitos y verdades del sexo anal

Posted By: MARC VILLANUEVA In: Noticias On: sábado, julio 11, 2020 Comment: 0 Hit: 188

Durante siglos, a la sexualidad se la observaba solamente como un acto reproductivo.

Durante siglos, a la sexualidad se la observaba solamente como un acto reproductivo. Pero, gracias a la ciencia, pudimos comprender que nosotros los seres humanos, igual que otras especies, no solamente tenemos sexo para procrear, porque también lo hacemos para sentir placer. En este contexto, prácticas como el sexo oral o el sexo anal, comienzan a ser más aceptadas por la sociedad.

Hoy en día nos encontramos con un mundo de menos tabús. El sexo oral se ha encontrado con una amplia aceptación. Pero el sexo anal aun genera reticencias en las personas. algunos hombres heterosexuales argumentan que hacerlo los vuelve inmediatamente homosexuales. Algunas mujeres argumentan que es sucio. Pero hoy en nuestro Blog Erótico os revelaremos algunos mitos y verdades sobre el sexo anal.

 

¿Solo los homosexuales pueden practicar el sexo anal?

 

Es importante dejar en claro desde un principio que el sexo anal no es algo que tenga que ver con la orientación sexual de la persona. Un hombre puede ser completamente heterosexual y disfrutar del sexo anal sin problemas. Si bien esta es una práctica asociada mayormente a hombre homosexuales, esto no debería ser un impedimento para experimentar algo nuevo.

 

¿Las mujeres disfrutan del sexo anal?

 

Se considera que los hombres pueden disfrutar del sexo anal al ser penetrados ya que esta es la forma más fácil de masajear la próstata y a la vez la forma más fácil de llegar al orgasmo masculino. Pero, ¿Y la mujer? ¿Disfruta del sexo anal?

Pues la verdad es que sí. De hecho, sexólogos apuntan que el sexo anal también puede ser una de las vías más fáciles para llegar al orgasmo femenino. No solamente por la sensación, sino por la carga simbólica y emocional que ello conlleva, llegando a ser descrito como liberador.

No debemos olvidar que para que el sexo anal sea placentero, debe ser practicado con cuidado y precaución, porque de otra forma puede ser incómodo y doloroso.

 

¿El sexo anal es sucio?

 

La reticencia de muchas personas a probar el sexo anal proviene del hecho de que se trata del recto. Y que, por consiguiente, se considera una zona sucia del cuerpo y que el sexo involucrando esta parte del cuerpo irremediablemente será sucio.

Pero la verdad es diferente. Una de las recomendaciones más importantes para practicar sexo anal placentero es realizar una buena limpieza previa. Para ello se recomienza realizar un enema o lavativa, con cuidado de no lastimar la zona, pero que esté limpia para el encuentro. También se recomienda usar preservativo durante el proceso.

Así que, si se toman las precauciones adecuadas, puede ser igual de higiénico que el sexo vaginal.

 

 ¿El sexo anal afecta la salud?

 

Quizás de todas los mitos y verdades del sexo anal, este es el más significativo. Porque se considera que el practicarlo puede generar una fisura anal que llevará a la persona a desangrarse o que, en el mejor de los casos, su ano se mantendrá dilatado por siempre y que no será capaz de volver a tener control sobre sus esfínteres.

Pero esto es netamente falso. Mientras el sexo anal se practique con cuidado, con precaución, con abundante lubricante y con paciencia, no tienen por qué haber problemas médicos. Pero, de la misma forma en que la vagina puede lesionarse, incluso desgarrarse cuando se tiene sexo de forma violenta, descuidada y sin lubricación, puede suceder lo mismo con el ano.

 

Mitos y verdades del sexo anal

 

De manera que podemos concluir que, mientras se tenga cuidado y se haga correctamente, el sexo anal será sumamente placentero. Una escalera rápida directo al orgasmo, tanto para hombres como para mujeres. Así que dejad atrás el miedo y probadlo. Puede que quizás no os guste, pero también puede que encontréis una forma de placer sin parangón.

 

 

 

 

 

 

 

Comments

Leave your comment

Volver arriba